usamiscuerdas

Buscando una cura

sábado, 25 de octubre de 2008

5

Me doy cuenta de que la vida me aleja más de lo que más me aferro. No entiendo porqué, será que no debo acostumbrarme y se me está enseñando que el cambio es una constante más constante de lo que yo pensaba en la vida. Que sea lo que Dios quiera, no quiero que nada se haga en contra de su voluntad. Sólo espero en él, sé que todo va a ir para bien. En este mundo no tengo otra esperanza que él, y es la única que necesito. Viviré para él, porque vivir para otras cosas no tiene sentido, todo rota finalmente, todo se mueve, todo cambia, por más que nos queramos por ratos quedar donde estamos, por más que queramos seguir teniendo a esos seres tan queridos a nuestro lado. Si Dios lo ordena, ha de ser lo mejor. Cómo pedir fuerzas para uno si esto no es nada comparado con lo que otros sufren. La posibilidad de dejar de ver a un ser querido durante un tiempo, o por lo menos saber que se va pero va a estar mejor en otra parte de este mundo, no es igual a saber que puedes perder a un ser querido por el resto de la vida que te queda en este mundo, de todas formas duele un poco aunque sepas que vas a verlo en el cielo…

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal